ESPECIAL LÍBANO (4 de 6): VALLE DE KADISHA Y VALLE DE LA BEKÁA

Foto:AnaMHR.Líbano

VALLE DE KADISHA

La riqueza histórica, la hospitalidad de los libaneses y la belleza natural es una garantía de que un pequeño país como es Líbano puede ofrecer una experiencia inolvidable.

En Líbano no sería raro estar por la mañana andando en la playa y por la tarde paseando por las montañas en medio de la nieve.

Siempre tomando como base Beirut, podemos movernos en todas las direcciones. Líbano es un país muy pequeño.

En este post vamos a conocer el Valle de Kadisha y el Valle de la Bekáa.

«Valle de Kadisha» significa Valle Sagrado y está situado en la zona Norte de Líbano. Es el lugar perfecto para descansar y para pasear. A lo largo del Valle encontraremos antiguos monasterios maronitas en medio de vistosos paisajes y elevadas cascadas.

Es una zona que nos hace acordarnos de los tiempos “de antes” cuando todo era “natural”, con sus tradiciones vivas y sus comunidades agrícolas. Un buen sitio para explorar el Líbano más auténtico.

Foto:AnaMHR.Líbano

El valle de Kadisha es un profundo desfiladero modelado por el río Kadisha y que ofrece rincones que sirvieron de resguardo ante asedios, durante muchos siglos.

Aquí encontramos los famosos «Cedros» también conocida esta especia como «cedro de Salomón»

Foto:AnaMHR.Líbano

Ha sido desde siempre tierra de soledad, y sede de refugios monásticos desde los primeros años del cristianismo.

Foto:AnaMHR.Líbano

En este valle se encuentra Bcharré, la ciudad de Gibran Khalil Gibran (1883 – 1931).

Bcharré está a 1400 metros sobre el nivel del mar. Se distingue por su tradicional estilo de vida montañoso y por sus calles estrechas y pequeñas tiendas. Es famoso por la producción de frutas, especialmente manzanas, peras y cerezas, además de ser un bonito lugar de atracción turística tanto en verano como en invierno.

VALLE DE LA BEKÁA

Foto:AnaMHR.Líbano

El Valle de la Bekáa es un valle flanqueado por las cordilleras del Líbano y del Antilíbano.

Es la región vinícola por excelencia de Líbano.

“Dicen allí que”…

Noé fue el primer productor de vino en estas tierras que lo extendió a Babilonia y Egipto , donde algunos frescos muestran que el vino era conocido desde la antigüedad. Los fenicios fueron grandes productores y en sus ánforas, como grandes navegantes, los llevaron por todos los rincones del Mediterráneo. Griegos y romanos, siguieron con esta tradición e incluso la elevaron a lo divino, considerándola bebida de dioses. Después de la caída de Roma, el cristianismo tomó la tradición de la elaboración de tan preciado líquido y en cada iglesia o monasterio se creó un pequeño viñedo. Los libaneses siguen convencidos de que fue en el Líbano donde Cristo, en su primer milagro, convirtió el agua en vino en las bodas de Caná.

Foto:AnaMHR.Líbano

Este post especial sobre LÍBANO se compone de varios recorridos:

LÍBANO I: BEIRUT
LÍBANO 2: HARRISSA, BEITEDDINE y ANJAR
LÍBANO 3: SIDÓN, TIRO y QANÁ
LÍBANO 4: VALLE DE KADISHA Y VALLE DE LA BEKÁA
LÍBANO 5: BAALBEK y HERMEL
LÍBANO 6: TRÍPOLI, BIBLOS y ESTELAS DE NAHR EL-KALB

AnaMHR (Ana María Hermida Rodríguez)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.