Paseando por Madrid, la Calle del Léon

En el Madrid de los Austrias y dentro del Barrio de las letras se encuentra la Calle del León.

La procedencia del nombre no está claro, aceptamos la historia que explicaba su nombre tras la visita de un extranjero con un león en una jaula que cobraba dos maravedís a quien quisiera verlo y olerlo, como testimonio de esta leyenda nos ha quedado un precioso azulejo.

Esta calle, que fuera el lugar donde se asentara en el siglo XVII el Mentidero de Representantes, fue el hervidero literario de nuestros clásicos. Un lugar de encuentro y conversación para artistas y actores. Se reunían allí a lo largo de la mañana para contratar trabajos. Entre otros, se podía ver a Calderón, Lope de Vega…

Siglo de Oro español

Aproximadamente a la altura del número 8 de la calle del León tuvo casa Miguel de Cervantes, aunque acabó sus días en otra casita que sabemos fue demolida en 1833 y que renombraría la calle como “Calle de Cervantes”. Precisamente en el número 11 de esta misma calle Cervantes se encuentra la Casa-Museo de Lope de Vega, donde murió en 1635. Y a la vuelta de la esquina, en la antigua calle del Niño, tuvo casa otro genio de nuestra literatura: Francisco de Quevedo.

Francisco Gómez de Quevedo Villegas y Santibáñez Cevallos

En una de las casas de la Calle del León nacería en 1866  Jacinto Benavente, el mejor sitio para que naciera un dramaturgo.

Premio Nobel de Literatura, hijo predilecto de Madrid e hijo adoptivo de Nueva York. 

Una de las facetas menos conocidas de Benavente es su labor, durante una larga temporada, como empresario de un circo con el que estuvo en Rusia. Algunos biógrafos señalan que su interés por el mundo circense se debió a la atracción que sentía por la trapecista «la Bella Geraldine».

A finales de 1924, el dramaturgo realizó un viaje por Egipto y Tierra Santa y a su vuelta a Madrid descubrió que el Ayuntamiento, que un año antes le había nombrado hijo predilecto, le había embargado los bienes por el impago de unos impuestos. Molesto por este hecho, el autor devolvió al Ayuntamiento los reconocimientos que le había otorgado.

Y si famosas habían sido en el pasado, las tertulias de la Calle del Léon y los mentideros de la época, aún destacarían posteriormente otras tertulias, entre ellas una tertulia científica que tenía lugar con la presencia habitual del Premio Nobel de Medicina Santiago Ramón y Cajal, en el Café del Prado.

Benjamín Jarnés, Huberto Pérez de la Ossa, Buñuel, Rafael Barradas y Lorca, posando ante el Café del Prado en 1923

Dicen que el poeta Gustavo Adolfo Bécquer había escrito allí, en el Café del Prado, algunas de sus Rimas y Leyendas.

Gustavo Adolfo Claudio Domínguez Bastida

También paseando por la Calle del León  nos encontramos la Real Academia de la Historia. Se construyó a finales del siglo XVIII como casa-almacén de los monjes jerónimos del Monasterio del Escorial, que contaban con la exclusiva o privilegio de la impresión de los libros del rezo divino.

Fue luego casa del Patriarca de las Indias.

…estoy recordando en estos momentos, que allí se encuentra actualmente el disco de Teodosio, pero esa es otra Historia…

Si vamos a pasear por Madrid, y como ocurre en toda España, no podemos hablar de cultura y olvidar nuestra gastronomía. Como muchos sabéis es difícil elegir un sólo lugar como ejemplo, precisamente por eso porque España es el país de las tapas, de los bares, del buen comer, de la alegría y el culto a la vida. Y para esta ocasión os traigo un buen ejemplo ¡histórico también!: CASA GONZALEZ

Fundada en 1931, un lugar muy especial para comprar y degustar buenísimos quesos, embutidos o vinos. Además de empanadas gallegas recién llegadas de Arzúa, de donde traen también excelentes quesos.  Casa González está en el número 12 de la calle del León. (2014 Madrid). Os dejo en un buen sitio…

Ana M. Hermida

(experta en e-Learning. Diseño, coordinación y desarrollo de Cursos Online)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.