GUAYAQUIL. LA LEYENDA DEL CERRO SANTA ANA

 

Foto: AnaMHR. Ecuador. Guayaquil

En Guayaquil (Ecuador) encontrarás un ambiente alegre, relajado y ameno. El Cerro Santa Ana se encuentra en una exclusiva zona turística de Guayaquil donde además tendrás una gran oferta gastronómica,  aquí a orillas del Río Guayas.

Foto: AnaMHR. Ecuador. Guayaquil

El Cerro Santa Ana es el pasado histórico de Guayaquil, es su presente encantador y su futuro prometedor.

Foto: AnaMHR. Ecuador. Guayaquil

Tendrás que subir 456 escalones que te pondrán en contacto con la magia del lugar y te mostrarán la historia de la piratería y sus efectos en la ciudad.

Foto: AnaMHR. Ecuador. Guayaquil

Durante los siglos XVII y XVIII, bucaneros, corsarios, filibusteros y piratas ingleses asaltaban y saqueaban ciudades y barcos. Guayaquil fue invadida seis veces. Acordaros cuando os contaba que el Marino Jorge Juan había sido trasladado a Guayaquil por esta causa, cuando estaba en la Mitad del Mundo.

Foto: AnaMHR. Ecuador. Guayaquil

Su condición de puerto y eje fluvial y marítimo la volvían un botín muy apetecible.

La obra «El pirata enmascarado« del autor Juan Carlos Riofrío Martínez-Villalba es una novela histórica costumbrista de la América del siglo XVII. Narra la mayor catástrofe sufrida por la noble ciudad de Santiago de Guayaquil en el año 1687, cuando un grupo de piratas holandeses, franceses e ingleses asaltaron este puerto de la costa pacífica.  Luego escaparon al norte perseguidos por la escuadra antipirata que se formó en el Callao. La ciudad quedó desierta durante algunos años.

Foto: AnaMHR. Ecuador. Guayaquil

Este barrio Las Peñas acogió a escritores como Ernest Hemingway y a los premios Nobel Pablo Neruda y Gabriela Mistral, entre otros.

Os llamarán la atención sus balcones y puertas de madera con hermosos colores. Su toque melancólico y romántico es evidente.

Desde su cima se observa, al Norte, la intersección de los ríos Babahoyo y Daule que constituyen al Guayas; al Sur, el casco comercial de la ciudad; al Este, la Isla Santay y Durán; y, al Oeste el Cerro del Carmen y el resto de la ciudad.

Foto: AnaMHR. Ecuador. Guayaquil

Antiguamente el Cerro Santa Ana se llamaba «Cerrito Verde«. Cuenta una leyenda que Nino de Lecumberri, era un buscador de tesoros. En su vida se cruzó una hermosa mujer (mujer inca), la cual ante sus pretensiones le ofreció dos opciones: una la de casarse con ella para así acompañarlo el resto de su vida. La otra opción, la que seguramente ofrecía su familia, fue la de mostrarle una ciudad de oro que sería toda para él, debía escoger entre la hermosa mujer o la ciudad de oro. Aquel hombre por su avaricia decidió quedarse con la ciudad de oro, y es aquí donde apareció el rey inca y padre de la mujer que lo persiguió con intención de darle muerte.

Tras el descubrimiento de América en 1492, el movimiento de mercancías y riquezas empezó a volver locos a todos, se abarrotaban las bodegas de los galeones españoles, lo cual dio lugar a una leyenda muy socorrida a veces, que cubre todo otro tipo de actuación y legado. Llegó así a despertar una afición desmesurada por lo ajeno en nuestros vecinos del norte. La codicia de piratas, corsarios, bucaneros, filibusteros y todo tipo de oportunistas amparados unas veces y financiados abiertamente en otras por sus respectivos países.

El joven que según cuenta la leyenda, era español, rezó mucho por su vida a Santa Ana y en agradecimiento tras lo sucedido colocó una Cruz con la leyenda “Santa Ana” en la cima del cerro, nombre que sustituyó desde entonces al de Cerrito Verde.

Grabado que representa la invasión de piratas holandeses a Guayaquil en 1626

 

 

 

Ana M. Hermida – diseño instruccional online/elearning, la persona que te acompaña en este recorrido de ARTE e Historia Viajando Por El Mundo
Licenciada en Historia – Diplomada en Magisterio (rama filología)

2 respuestas a «GUAYAQUIL. LA LEYENDA DEL CERRO SANTA ANA»

  1. Buenas noches Ana María. Por lo que se puede ver, Guayaquil debe de ser una ciudad muy interesante tanto a nivel paisajístico como histórico.

    1. Guayaquil es una ciudad muy, muy bonita, tiene un mercado artesanal que vale la pena conocer. La gente tiene un acento muy dulce y es muy cercana. Ecuador en general es una país que siempre aconsejo para visitar. En sucesivos post os hablaré de una ciudad en particular que me gusta mucho, se llama Cuenca y si, su nombre tiene algo que ver con nuestra Cuenca de España…. en próximos post….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.