PASIÓN POR EGIPTO. CÁNONES Y PROPORCIONES EN EL ANTIGUO EGIPTO

Senenmut Museo MET de Nueva York foto AnaMHR

A lo largo de los siglos, los artistas han estado fascinados por el desafío de representar proporciones precisas del cuerpo humano y cada canon (sistema de medición de proporciones) es una búsqueda de cierto ideal de belleza.

El primer canon artístico modular lo encontramos en la escultura egipcia.

En el siglo XIX Lepsius descubrió que las figuras de una tumba de Saqqara presentaban una cuadrícula, como trazado previo a la aplicación del color y cuya utilidad era ajustar las figuras a un canon preestablecido.

Los cánones egipcios se basan en el puño, el cúbito y el pie.

Los estudios de Lepsius fueron profundizados por Inversen demostrando que el canon egipcio es la figura humana en pie y que sus medidas se fundan en la mano y en el antebrazo, con la consecuente simbología ya que son los miembros corporales que crean las cosas.

Inversen observa que cada cuadro de la cuadrícula es siempre igual a un puño, la anchura de la mano medida sobre los nudillos incluyendo el pulgar.

El canon del cúbito se diferencia en cúbito pequeño y cúbito real. El cúbito real que es una sexta parte mayor que el cúbito pequeño se utilizaba sólo para medir los edificios construidos en nombre del rey (pirámides y templos) A partir del siglo VII a.C. se emplea como proporción del cuerpo humano.

La medida del cúbito pequeño se entiende desde el hoyo en la parte interior del brazo en el nivel del codo hasta el filo de la uña del dedo pulgar.

La medida del cúbito regio o real es mayor y se mide desde el hoyo en la parte interior del brazo en el nivel del codo hasta el filo de la uña del dedo corazón.

El pie equivale a tres puños.

De un modo más restringido, los egipcios también empleaban el “pie” como múltiplo de su unidad básica. Un pie medía 3 puños; equivalía, por tanto, a 2/3 de codo, y era así como se presentaba habitualmente en Egipto.

El Canon antiguo Egipcio se utilizó hasta el siglo VII a.C.

El cúbito pequeño fue la base del canon antiguo que establecía la altura del hombre desde la planta del pie hasta la mitad de la frente en cuatro cubitos pequeños, equivalentes a 18 puños o cuadrados.

Micerino y su esposa real (Museo de Bellas Artes. Boston)

Frente al cúbito pequeño, el cubito real que equivale a la longitud del antebrazo y de la mano extendida desde el arranque del codo por el interior hasta la punta del dedo corazón como hemos visto, se aplicaba sólo a los edificios reales, si bien desde época Saíta reemplaza al pequeño en la figura humana, de forma que ésta tiene cuatro cubitos reales de altura desde la planta del pie hasta el párpado superior o lo que es lo mismo 21 puños o cuadrados, a éste se le denomina canon nuevo y coincide con el canon griego del s. V, aunque éste se expresa en pies.

Hemos visto  que Inversen ha probado que cada lado de un cuadrado de la cuadrícula egipcia es igual a un puño, o sea, a la anchura de la mano, medida sobre los nudillos, incluyendo el pulgar.

Dentro de la escultura y la pintura, eran muy importantes las proporciones.

¿Cómo se conseguían estas medidas en una escultura?

En las esculturas de bulto redondo, partían de un bloque de forma cúbica en el que se dibujaba la vista de frente, el perfil y la vista superior en las correspondientes caras del cubo; entonces se procedía a esculpir la piedra quitando el material sobrante. El resultado eran unas figuras herméticas y muy simétricas.

Estatua sedente de Kefrén

Al igual que las formas, el movimiento y las acciones se racionalizan y se simplifican.

El Ojo de Horus

Horus el dios egipcio, era hijo de Osiris y de Isis. Los tres forman la trilogía más importante del antiguo Egipto.

Isis, Osiris y su hijo Horus

Seth, tio de Horus, asesinó a su hermano Osiris y pretendía hacerse con el trono, por lo que Horus mantenía encarnizados combates contra él. En uno de esos enfrentamientos Seth le arrancó un ojo, lo cortó en seis pedazos y lo esparció por todo Egipto.

En el antiguo Egipto era muy frecuente el uso de las fracciones, denominadas «fracciones ojo de Horus». Representaban cada una de las partes en las que fue seccionado el ojo de Horus durante su batalla con Seth.

El Ojo de Horus representaba una unidad de medida llamada heqat. Esta unidad de medida se empleaba sobre todo para medir el trigo y la cebada y equivalía a unos 4,8 litros de volumen.

Los múltiplos de esta unidad eran:
– el doble heqat,
– el ipet, equivalente a cuatro heqat,
– el jar de 16 heqat o 20 heqat

¿Por qué os hablo de estas medidas?
Porque precisamente el jar era equivalente a otra medida que ya hemos visto, equivalía a 2/3 de codo egipcio cúbico .

Las cejas equivalían a 1/8,
La pupila era ¼
La parte izquierda de la pupila 1/2,
La parte derecha 1/16
La parte inferior vertical bajo el ojo 1/32 y
La parte inferior diagonal del ojo representaba 1/64.

Y cada fracción se representaba mediante una grafía del jeroglífico del ojo:

Os dejo algunas referencias, para saber más sobre este tema tan interesante:

Stevenson Smith «A History of Egyptian Sculture and Painting of the Old Kingdom» Boston, Published by The Museum Of Fine Arts.

Gillings, Richard J. «Mathematics in the time of the pharaohs», Cambridge, Massachusetts and London, the MIT Press

Sigfried Giedion. «The Eternal Present. The Beginnings of Art». New York : Bollingen Foundation.

Carlos plasencia climent. «Las proporciones humanas y los cánones artisticos». Universitat Politecnica de Valencia.

Y no quiero terminar sin dejar una  conclusión, me refiero a que es importante observar que tanto los egipcios como los griegos aplican medidas humanas a las obras humanas, mientras que nosotros nos expresamos en metros, una medida que no lo es. Son muchos los arquitectos modernos entre ellos Le Corbusier, que preconizan el retorno a las proporciones fundadas en el hombre.

Os animo a seguirme en este recorrido que haremos juntos acercándonos un poco más a la antigua civilización egipcia.

¡¡Siempre aprendiendo!!

Ana M. Hermida. Licenciada en Historia y Diplomada en Magisterio. Experta en diseño y coordinación de cursos Online (e-Learning)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.