EXPERIENCIA DE UN ALUMNO ESCRIBA

VISITA AL MUSEO BRITÁNICO DE LONDRES. LA EXPERIENCIA DE UN ALUMNO ESCRIBA

La escritura cuneiforme es una de las formas más antiguas de expresión escrita. Se escribió originalmente sobre tablillas de arcilla.

Foto AnaMHR British Museum

En el Museo Británico de Londres podéis encontrar una amplia colección de tablillas expuestas y explicadas de manera muy pedagógica. No os resultará complicado dejaros impresionar por el arte y los testimonios que nos acercan al conocimiento de las primeras civilizaciones.

Europa tuvo constancia de esta escritura gracias al viajero italiano Pietro Della Valle, quien hizo un viaje espectacular empezando en Venecia hasta Constantinopla, Alejandría, pasó por el desierto del Sinaí, por las pirámides de Egipto, y en caravana hasta Damasco, Aleppo y Bagdad.

Fue uno de los primeros en describir las maravillas de Persépolis, la capital de la Persia aqueménida (559-331 a.C.), en Persépolis copió un gran número de inscripciones grabadas en las puertas del palacio, una “escritura extraña” en forma de cuña.

Foto AnaMHR British Museum

El entrenamiento de escribas era largo y repetitivo, y a causa de la enorme complejidad del cuneiforme, requería no sólo aplicación también paciencia.

La enseñanza descansaba sobre la memorización de listas de palabras y signos copiados una y otra vez, y este entrenamiento empezaba en la niñez.

Tablilla de escuela

Un documento literario sumerio describe la reacción de un alumno y también la conducta y actitud de sus profesores y padres. Escrito tal vez en 2.000 a. C., era una composición muy popular, copiada reiteradamente.

El alumno en cuestión leyó su tablilla, comió al mediodía, preparó y escribió otra tablilla, y se le asignó un trabajo oral y escrito, pero, desgraciadamente para él, no alcanzó el nivel requerido y varios profesores le pegaron con la palmeta. Los padres del alumno invitaron a su profesor a casa, donde fue festejado y Nissaba, la diosa de las escuelas y los escribas fue exhortada a que mostrase su favor con el alumno.

Foto AnaMHR British Museum

Los escribas copiaban los textos, pero ¿Quiénes eran los autores? Desgraciadamente, los testimonios que tenemos no son muchos. Los autores no mencionaron sus propios nombres, y a través de toda la literatura mesopotámica sólo hay dos excepciones: el autor de las tablillas de la Epopeya de Erra y el autor de la Epopeya de Gilgamesh está registrado en un catálogo de literatura cuneiforme.

Si nos resulta complicado saber quienes fueron los autores, los lectores son pura conjetura.

Os dejo otra fotografía también del Museo Británico, y os animo a visitar las salas del museo dedicadas a Mesopotamia, seguro que esta civilización os sorprenderá tanto como me sorprendió a mí y me sigue sorprendiendo.

Foto AnaMHR British Museum

Para finalizar, os dejo otra curiosidad de este museo también relacionada con la escritura. Se trata de una caja que se colocó en el Templo de Mamu, el dios de los sueños. Sobre los títulos y logros de Ashurnasirpal II (883-859 a. C.). Se describe cómo fundó el templo, trajo madera del Líbano para su techo y puertas y decoró las puertas con bronce.

Foto AnaMHR British Museum

 

Ana M Hermida, diseñadora instruccional online-elearning (la persona que te acompaña siempre en este recorrido de ARTE e Historia Viajando Por El Mundo)
Licenciada en Historia y Diplomada en Magisterio-rama filología

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.