ESPECIAL LÍBANO (6 de 6): TRÍPOLI, BIBLOS y ESTELAS DE NAHR EL-KALB


Trípoli se localiza a 85 km al Norte de Beirut. Se puede ir directamente en coche a través de la carretera de la costa. Y de regreso a Beirut pararemos en la ciudad de Biblos y ya muy cerca de Beirut  visitaremos las estelas de Nahr El-Kalb.

Trípoli es una ciudad de influencia musulmana. Las personas en esta ciudad viven sin especiales problemas respecto a otra ciudad en Líbano, la diferencia quizás es que hay un alto control militar. Las calles están llenas de soldados, hay tanques y puntos de control, pero eso también lo encontramos a lo largo de todo el país. Más que intimidar ofrecen sensación de seguridad y en ningún momento nos hemos sentido agobiados.


Líbano está situado en la ruta de las Cruzadas, por ese motivo otro de los paisajes monumentales habituales del Líbano viene dado por los castillos y ciudadelas medievales que levantaban los soldados cristianos que iban a Jerusalén, a recuperar los Santos Lugares. En este sentido, el castillo mejor conservado es el de Raymond de Saint-Giles que está en el centro de esta ciudad, en Trípoli.

Foto:AnaMHR.Trípoli.Líbano

En esta ciudad podréis encontrar los famosos jabones naturales del Líbano hechos con miel, jazmin, cedro, etc…  los encontraréis en uno de los antiguos caravanserai (por su etimología adivinamos su función, viene de: caravana + palacio + comerciantes) allí coincidimos con una de las muchas personas amables y cercanas que fuimos conociendo a lo largo de nuestro recorrido por este país, era un militar español destinado en el Líbano, que ya retirado decidió buscar un terreno en el Norte del País y se fue a vivir allí con su mujer.

Foto:AnaMHR.Trípoli.Líbano

La visita a esta ciudad no nos defraudó, aún conserva indicios de haber sido un castillo de la época de las cruzadas, también fue utilizado posteriormente por los otomanos, allí se respiraba Historia.

Volvimos a la carretera de la costa desde Trípoli y en dirección a la legendaria ciudad de Biblos.

BIBLOS (Yubayl)

Foto:AnaMHR.Biblos.Líbano

A principios del siglo XX el arqueólogo francés Maurice Dunand confirmó que el origen de Biblos se remonta al Neolítico, con ello animaba a los que afirmaban que Biblos es una de las ciudades más antiguas del mundo.

Foto:AnaMHR.Biblos.Líbano

Curiosamente recibe de los libaneses el nombre árabe de Jbeil (montaña pequeña), pese a que sus antepasados la bautizaran como Gubla (montaña grande).

Foto:AnaMHR.Biblos.Líbano

En los papiros egipcios se la llamaba Kubna. Poco antes de la Edad del Bronce, Biblos inició una próspera relación comercial con Egipto. Los fenicios les abastecían de madera, especialmente de aromático cedro, para construir barcos; de resina para realizar los ritos funerarios; y de metales. A cambio de un trato comercial ventajoso, los egipcios les suministraban oro, alabastro, lino y papiros, por entonces un material novedoso, y les garantizaban seguridad. Biblos incluso llegó a ser un protectorado egipcio y sus mandatarios tenían el privilegio de ser considerados príncipes de Egipto.

(pulsar en la imagen)

Foto:AnaMHR. Biblos. Líbano

La Dirección General de Antigüedades, puesta en marcha en 1943 por el emir Maurice Chéhab, hizo un buen trabajo de restauración de los monumentos históricos de Biblos. La ciudad se convirtió en una de las perlas del París de Oriente, como era conocido Líbano antes de estallar la guerra civil en 1975.

Foto:AnaMHR.Biblos.Líbano

Biblos tiene un encanto particular. Es su tranquilidad, donde el tiempo parece detenerse, las piedras nos hablan del pasado y el Mediterráneo nos ofrece la puesta de sol. Una ciudad a la que volverás antes de dejar el país, nosotros lo hicimos.

Foto:AnaMHR.Biblos.Líbano

Continuando por la carretera de la costa y muy cerca de Beirut, hay que hacer una parada para ver un  lugar muy curioso: Nahr El-Kalb

NAHR EL-KALB

Nahr El-Kalb (el desfiladero del perro) nombre que comparte con el río que lo atraviesa.

Se trata de un promontorio montañoso frente al Mediterráneo en el que todos los monarcas que conquistaron el Líbano dejaron una monumental estela victoriosa rememorando su grandeza incrustada entre las rocas.

A modo de álbum pétreo de autógrafos históricos irás subiendo y asombrándote por lo pintoresco del lugar, hay que subir con calma debido a la pendiente. Van apareciendo las huellas de los diferentes personajes  como el rey asirio Asarhaddon, el babilonio Nabucodonosor, el faraón egipcio Ramsés II.

Foto:AnaMHR.Nahr El-Kalb.Líbano
Foto:AnaMHR.Nahr El-Kalb.Líbano

También, el romano Marco Aurelio y, más cercano Napoleón III.

Foto:AnaMHR.Nahr El-Kalb.Líbano

Sin olvidar las estelas que los británicos y franceses erigieron con motivo de sus victorias en las contiendas mundiales.

Foto:AnaMHR.Nahr El-Kalb.Líbano

Este post especial sobre LÍBANO se compone de varios recorridos:

LÍBANO I: BEIRUT
LÍBANO 2: HARRISSA, BEITEDDINE y ANJAR
LÍBANO 3: SIDÓN, TIRO y QANÁ
LÍBANO 4: VALLE DE KADISHA Y VALLE DE LA BEKÁA
LÍBANO 5: BAALBEK y HERMEL
LÍBANO 6: TRÍPOLI, BIBLOS y ESTELAS DE NAHR EL-KALB

AnaMHR (Ana María Hermida)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.