LAS MONEDAS DEL JINETE DE KAISKATA

MONEDA CELTIBÉRICA DE KAISKATA

Cuando hacemos referencia a Kaiskata, nos estamos refiriendo a monedas. Y señala al nombre más antiguo del actual municipio de Cascante, en Navarra. En esta ocasión vamos a conocer las monedas del jinete de Kaiskata.

KAIKASAactual CASCANTE. Moneda del jinete. (Mapa elaboración propia basada en mapa de localización, from Wikimedia Commons, the free media repository)

Hoy encontré esta imagen, buscaba otra cosa entre mis antiguos trabajos realizados durante la licenciatura de Historia y no pude seguir sin pararme a contemplar esta moneda tan curiosa.

Se me ocurrió compartir con vosotros, a grandes rasgos, aquel trabajo que hice.

La historia de estas monedas nos motivará a seguir viajando a través del arte y la historia.

Para la realización de este trabajo había contado con la inestimable e imprescindible ayuda del Profesor Martín Almagro Gorbea (historiador y arqueólogo español. Anticuario perpetuo de la Real Academia de la Historia), mi mentor en la licenciatura de Historia y un gran amigo nuestro.

CECA DE KAISKATA

Primero vamos a ver a qué se refiere el término Kaiskata.

Es un término que está directamente relacionado con monedas. Se trataba de una ceca. Y así es, como lo estáis pensando, porque esta moneda efectivamente pertenece a la Ceca de Kaiskata en Cascante, Navarra. Nos estamos yendo al siglo II a.C.

La ceca kaiskata era una de las cecas de los berones, en Cascante, Navarra. Esta ceca acuñó ases, semises y cuadrantes a partir de la segunda mitad del siglo II a.C.

ORIGEN DE LAS ACUÑACIONES

El origen de las acuñaciones del jinete ibérico debe relacionarse con la aparición de las ciudades indígenas y la formación de una élite ecuestre, de origen aparentemente independiente del poder político de Roma.

A partir del siglo II a.C. aparecería y se implantó la escritura, la moneda y otros avances de una civilización urbana, todos ellos llegados a la Celtiberia antes de la Conquista Romana.

El origen de este tipo, cabeza barbada, se considera derivado de las acuñaciones bárquidas peninsulares, pero mucho más discutido ha sido su significado. Se discute desde hace más de 100 años si son retratos o divinidades, hasta que los últimos estudios han relacionado al jinete con el “héroe fundador” local de carácter divino. Esta identificación la confirmaría el arado, que sería el símbolo del “surcus primigenius” con el que el héroe fundador fundó la ciudad.

También relacionables con las acuñaciones celtibéricas son las de los celtas ultrapirenaicos, cuyos tipos representan divinidades y elementos mitológicos. En estas monedas predominan la cabeza masculina, derivada de la de Zeus de Filipo II de Macedonia lo que igualmente confirma el carácter divino de la imagen como protectora de la ciudad o pueblo que acuñaba moneda.

ICONOGRAFÍA

Estas monedas del jinete coinciden en su iconografía de las monedas de la Hispania Citerior en la que sus tipos característicos son una cabeza masculina y un jinete con lanza.

Los celtíberos incorporan a sus monedas la iconografía utilizada por los iberos, aunque cada vez más adaptados a una estética autóctona.

En esta moneda, en el anverso figura una cabeza barbada con la mirada dirigida hacia la derecha, peinada con líneas a modo de figuras sinuosas, delante el signo ibérico (Ka).

En el reverso el jinete lancero a derecha, debajo y sobre una línea, la leyenda ibérica de Kaiskata (ANMAX).

RELACIÓN CON LA COSMOLOGÍA CELTA

Se debe valorar la cabeza peinada con líneas a modo de figuras sinuosas, asociada a los delfines. Puede representar tanto a un río (masculino) como a una fuente (femenina), en todo caso, a una divinidad vinculada a las aguas primordiales, como alusivas al Más Allá en la cosmología celta, por lo que era protectora de la población.

EL JINETE

En cuanto al jinete, es un tema frecuente en acuñaciones hispánicas, especialmente púnicas. Si la cabeza varonil del anverso parece corresponder a la divinidad de la ciudad que acuña entendida como su “héroe fundador”, el jinete del reverso debe considerarse como el heros equitans hispánico relacionado con dicha divinidad. Pero desde un punto de vista social, cabe precisar que reflejan la ideología de una élite ecuestre que controlaría la emisión de la moneda, como ocurría en Grecia y Roma, lo que evidencia una clase social de equites que se identificaría social y míticamente con estos tipos, hecho importante a la hora de precisar la organización social y política de los oppida y civitates prerromanos.

ENTORNO HISTÓRICO

Esta moneda nos remonta al siglo II a.C. en un entorno histórico en el que los celtíberos son derrotados en Kalalorikos por los romanos de Manlio Acidino. Es en el 179 a.C. cuando Graco funda Gracurris (Afaro) para rememorar la sumisión de los celtíberos.

MARCO SOCIECONÓMICO

Este contexto de equites y civitates es el que corresponde a la aparición de la moneda hispánica. Pero este marco socio-económico es consecuencia del citado proceso de urbanización, iniciado claramente antes de la conquista de Roma y potenciado por esta. Por ello, la moneda hispánica del jinete no debe considerarse como un fenómeno de romanización, ni menos una imposición administrativa ni política romana, sino como una consecuencia lógica del citado proceso evolutivo de las culturas hispánicas prerromanas. Favorecidas por la presencia de Roma y su carácter plenamente urbano.

Se ha hablado de la relativa rapidez y uniformidad que ofrece la difusión de los tipos de jinete. Puede ser debido al momento de cristalización en estas áreas de la Península Ibérica de los oppida civitates como centros urbanos, proceso que coincide con la llegada de Roma, y que indirectamente pudo haber influido pero no ha de considerarse en un principio como política romana.

ÉLITES ECUESTRES

Como conclusión tenemos que esta moneda refleja la mentalidad de las élites ecuestres, es decir de una clase social de equites que se identificaría social y míticamente con estos tipos, quienes regían los oppida o civitates de la última fase de las culturas prerromanas de Hispania donde se produce la acuñación de moneda y, en concreto, quienes eran los responsables de la acuñación de la moneda, plenamente indígena.

CASCANTE EN LA ACTUALIDAD

La ciudad de Cascante, situada en el sur de Navarra, a tan solo diez kilómetros de Tudela, entre el Parque Natural de Bardenas Reales y la sierra del Moncayo, sigue siendo una ciudad activa y multicultural.

Cascante es otro lugar interesante para acercarse y pasar unos días. La ciudad conocida por ser una ciudad abierta y una ciudad de todos.   

Alfaro Asins, Carmen y Otros. “Historia monetaria de Hispania Antigua”. Jesús Vico, SA. Editores. Madrid.

Almagro Gorbea, Martín. “De Sego a Augusto: Los orígenes celtibéricos de Segóbriga”. Universidad Complutense de Madrid. BSAA arqueología, LXXII-LXXIII.

Almagro Gorbea, Martín. “La Moneda Hispánica con jinete y cabeza varonil: ¿Tradición indígena o creación romana?”. Universidad de Salamanca. Zephyrvs, XLVIII.

Fatás, G y Borrás, Gonzalo M. “Diccionario de Términos de Arte y elementos de Aqueología. Heráldica y Numismática”. Biblioteca de Consulta. Alianza Editorial. Madrid.

Ripollès, P.P. “Real Academia de la Historia. Monedas Hispánicas”  Catálogo del Gabinete de Antigüedades, Madrid.

Ripollès, P.P. “Real Academia de la Historia. Monedas Hispánicas de la Bibliothèque National de France”. Madrid.

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. MONEDAS HISPÁNICAS

TUDELA HOY

TURISMO NAVARRA

Ana M Hermida
Últimas entradas de Ana M Hermida (ver todo)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.