Hoy en Arte e Historia Viajando Por El Mundo veremos cómo cocinar un «pulpo á feira»

¿Te has preguntado alguna vez cuál es el origen del famoso “pulpo á feira”?

Foto: Ana M Hermida. Pulpo á feira con pimientos de Padrón

Nos situamos en la provincia de Orense, en el monasterio de Oseira, que se encuentra en un elevado valle de la sierra de Martiñá, muy cerca del río Oseira, perteneciente a la Orden trapense (La Orden Cisterciense de la Estricta Observancia), nadie que haya visitado este monasterio ha salido sin demostrar su asombro ante esta construcción típica del arte cisterciense, del final del románico y elementos del gótico inicial.

Monasterio de Oseira (de Wikimedia Commons)

Allá por el año 1112, Diego Arias recibió por sus fieles servicios a Doña Urraca, el coto de realengo de Marín: un pueblo marinero situado en la Ría de Pontevedra.

Al quedar viudo, Diego Arias decidió hacerse monje cisterciense en este monasterio de Oseira. Para ser admitido en esta Orden, debía renunciar a todas sus posesiones materiales a favor del monasterio como era costumbre.

Entre los bienes entregados al monasterio estaban los tributos que los marineros marinenses pagaban por el uso y disfrute de las propiedades que Diego Arias había recibido en 1112. Dicha retribución se abonaba en forma de pulpo seco, a modo de pago en especie, ya que de esta forma resultaba más duradero y fácil de transportar.

Pulpo (Imagen dominio público)

Para dar salida a los mismos decidieron repartirlos entre sus feligreses para que se los comieran o comerciaran con ellos: así nacieron los famosos pulpeiros y pulpeiras. Este fenómeno se multiplicó rápidamente por otros monasterios de la Ribeira Sacra como Santo Estevo o Santa María de Montederramo.

Foto: Arribeirados. Pena do Castelo sobre los viñedos de Doade y el río Sil

De este modo, el pulpo empezó a ser consumido habitualmente en las granjas y, al principio de forma ocasional, en las ferias y mercados. Los habitantes de la Ribeira comenzaron a prepararlo de una forma particular: rehidrataban el pulpo seco, le añadían pimentón, sal gorda y aceite y lo servían sobre un plato de madera, creando así la mítica receta del pulpo á feira.

Foto: mi agradecimiento a ARRIBEIRADOS en https://arribeirados.com/origen-pulpo-a-feira/

PULPO A LA GALLEGA (viajando por el mundo)

El pulpo á feira (pulpo a la gallega) es uno de mis platos favoritos, tanto es así que ya sea en Galicia o fuera de Galicia, siempre acaba siempre una buena elección.

Podréis encontrar pulpo á feira (también llamado pulpo a la gallega) en lugares donde no lo hubierais imaginado. ¿el lugar más raro donde me lo he encontrado yo? Creo que ha sido en la isla de Bali, si… tan lejos… allá por Indonesia, y por supuesto que quise inmortalizar aquel hallazgo, aquí está la fotografía:

Foto: Ana M Hermida. Isla de Bali (Indonesia) «pulpo a la gallega»
Foto: Ana M Hermida. Isla de Bali (Indonesia)

No se parecía mucho a lo que estamos acostumbrados a ver y degustar, pero el solo hecho de haberlo encontrado tan lejos, por sorpresa y con el mismo nombre, fue una gran alegría.

Otro lugar más: en Nueva York. Si sois lectores habituales de Arte e Historia Viajando Por El Mundo, os acordaréis de Nueva York, su Historia y qué ver para primerizos. En esta entrada os hablaba de una taberna gallega en la Gran Manzana «Tomiño». Os animo a visitar este lugar tan auténtico en un futuro viaje, que será cuando podamos celebrar que el coronavirus es ya historia.

Imagen: Ana M Hermida. En «Tomiño» Nueva York (febrero 2020, un mes antes del confinamiento por el coronavirus)

Auténtico pulpo a la gallega, pan “de verdad” y un caldiño que sabe a gloria cuando estás lejos de casa. También “Estrella de Galicia” por supuesto…

Cómo cocinar un pulpo a la gallega

Me preguntaba no hace mucho tiempo un amigo nuestro, cómo cocinar el pulpo para que no quede duro y no suelte la piel, le comentaba yo que se trata sólo del tiempo de cocción. Y aunque no soy una experta cocinera, debo reconocer que me encanta la cocina, y el pulpo es uno de esos platos a los que me atrevo sin miedo. Cada maestrillo tiene su librillo, y este es el mío:

Imagen: Ana M Hermida. Cocinando un pulpo a la gallega

El pulpo mejor que no sea “ni muy pequeño, ni demasiado grande” (soy gallega, tiene que notarse…) y la olla donde vamos a prepararlo debe ser de un tamaño suficiente para poder cubrirlo bien.

Ponemos agua suficiente, una hoja de laurel, no echamos sal y esperamos a que hierva el agua.

Mientras tanto lavamos bien el pulpo. Lo debemos congelar con antelación, nunca cocinarlo según viene del mercado. Lo dejamos en el congelador un par de días y luego lo descongelamos y lo lavamos bien (insisto porque es importante lavarlo bien).

Cuando el agua está hirviendo, agarramos el pulpo y lo introducimos en el agua hirviendo, contamos cantando «1-2-3» (sería el equivalente a 3 segundos) y lo sacamos de la olla totalmente fuera, volvemos a cantar 1-2-3, aguantando el pulpo fuera del agua, para volver a introducirlo y volver a cantar 1-2-3 con el pulpo dentro, esto lo repetimos 3 veces.

Después de la tercera vez, ya habremos “asustado el pulpo«, así se llama lo que acabamos de hacer.

Tapamos la olla y podemos bajar un poco el calor sin bajarlo mucho … y siempre, sea el pulpo más o menos grande, lo dejamos en cocción durante “40” minutos, cuando transcurren estos 40 minutos retiramos la olla del fuego y dejamos el pulpo dentro hasta que baje el calor.

No habremos tocado el pulpo durante los 40 minutos y no vale que sean 35 minutos ni 45 minutos, eso es importante, tienen que ser justo “40 minutos”.

Cuando el pulpo está templado, se escurre y nos disponemos a cortarlo (podéis utilizar un vaso largo, colocado boca abajo, a modo de soporte, es una buena opción) y procedemos a cortar los tentáculos en trozos del tamaño de un dedo de grosor, un poco menos.

Sería importante contar con un plato de madera, sobre el que habremos echado agua de haber cocido el pulpo para dejar ese sabor en el plato y que la madera no absorba demasiado el aceite que echaremos después, por supuesto retiramos el agua porque sólo el haber impregnado el plato habrá sido suficiente.

Es opcional poner unos cachelos debajo de los trozos de pulpo. Llamamos cachelos a las patatas cocidas en láminas gruesas, a veces incluso con la piel). Se añade sal gruesa, abundante aceite de oliva y se espolvorea con pimentón (opcional), que puede ser dulce o picante, a gusto de cada cual.

Foto: Ana M Hermida. Cachelos con pulpo

También en el sur de España, en Andalucía podemos encontrar sobretodo en Huelva, mucho pulpo cocinado y servido con ese toque gallego á feira, quizás en Galicia estemos tomando algún que otro pulpo procedente de Huelva.

Y del sur me llamó mucho la atención esta ensalada de pulpo con salpicón de marisco, no olvidemos que el pulpo tiene muchísimas formas de preparación, también en ensaladas. ¿Por qué le presté atención? pues porque se mencionaba ¡¡ un vinagre gallego !!…  Son estos pequeños detalles los que potencian un plato, y los vinagres del Ribeiro saben mucho de esto, tanto como para triunfar dentro y fuera de la tierra, de ellos también os había hablado en otra entrada: En Galicia Vinagres de Autor

De @gemayummy en Instagram ( ifoodie Gemayummy )

Nos hemos acercado a la Galicia mágica de bosques y monasterios de la Ribeira Sacra, la Galicia verde, sosegada y del buen comer. Lo hemos hecho a través de algunas de las rutas e historias que preparan los ARRIBEIRADOS por la Ribeira Sacra, conectando con la esencia de esta tierra. Con ellos a través de su web, nos enteramos de muchas cosas sobre el pulpo á feira.

Hemos descubierto que en Bali (Indonesia) también existe el pulpo como opción de tapa al lado de la playa.

Hemos encontrado una taberna gallega en Nueva York.

Hemos visto los vinagres do Ribeiro en platos de la cocina cordobesa.

Y hemos vuelto a casa para preparar un exquisito pulpo a la gallega.

En el siguiente post haremos un recorrido de Madrid a A Coruña, con otra mirada:

https://www.arteehistoriaviajandoporelmundo.com/de-madrid-a-a-coruna-con-otra-mirada/

Si no lo habéis hecho aún, os animo a acompañarme en este recorrido de ARTE e Historia Viajando Por El Mundo:

Arte e Historia Viajando Por El Mundo

Soy Ana M. Hermida experta en diseño y coordinación de cursos Online (e-Learning). Te acompañaré en este recorrido de ARTE e Historia Viajando Por El Mundo, un blog de divulgación cultural

(licenciada en Historia, diplomada en Magisterio y una viajera incansable)

2 respuestas a «Hoy en Arte e Historia Viajando Por El Mundo veremos cómo cocinar un «pulpo á feira»»

    1. Efectivamente, me ha parecido una buena idea destacar el valor de Galicia como destino cultural interior y la existencia de rutas programadas, y en concreto de la mano de un producto tan típico como es el «pulpo á feira» o pulpo a la gallega quizás su denominación más conocida. Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.